Jornada Mundial del Enfermo 2021

El 11 de febrero la Iglesia católica celebra la 29 Jornada Mundial del Enfermo, memoria de la Bienaventurada Virgen María de Lourdes.

“Uno solo es vuestro maestro y todos vosotros sois hermanos (Mt 23,8).La relación de confianza, fundamento del cuidado del enfermo” es el título que encabeza el mensaje del Papa Francisco.

La Pastoral de la Salud de nuestra Diócesis nos acerca un mensaje para este día.

Como cada 11 de febrero, memoria de la Bienaventurada Virgen de Lourdes, la Iglesia nos invita a celebrar este año, la 29ª Jornada Mundial del Enfermo. Es por eso que el Santo Padre Francisco nos llama a reflexionar en cada una de ellas, enviándonos un mensaje esperanzador, iluminador, motivador y, especialmente, haciéndonos sentir la presencia de Jesús en los hermanos débiles y vulnerables: las personas enfermas. 

El lema de la jornada de este año es: “Uno solo es su Maestro y todos ustedes son hermanos” (Mt 23,8), dándonos a entender en el mensaje, la importancia de realizar cada una de nuestras acciones de servicios al prójimo, con el verdadero sentimiento que se lo estamos haciendo a un hermano. Fraternidad, misericordia, solidaridad y el encuentro con el Amor de Jesús son entre otros, los detalles a tener en cuenta en este tiempo de coronavirus, nos expresa el Papa.

La carta completa la podemos encontrar en el Facebook de Comunicaciones de la diócesis. Pero como Pastoral de la salud queremos traer a memoria el mensaje del Papa en la jornada del año 2020.

Sí, del año anterior porque esa convocatoria fue bajo la Palabra: “Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré” (Mt 11,28). Hoy podemos afirmar que fue una convocatoria profética, alguien podrá decir premonitoria. Las palabras que pronuncia Jesús: Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados y Yo los aliviaré, indican el camino misterioso de la Gracia que se revela a los sencillos y que ofrece alivio a quienes están cansados y fatigados. Estas palabras expresan solidaridad de Jesús, para una humanidad afligida y que sufre.

Los que están cansados: Todo el mundo sufre, la vida se vuelve difícil, las cargas se hacen pesadas, la pérdida de un familiar, de un amigo nos quita el gusto de vivir.

Vengan a mí: Todos nuestros problemas tienen solución en la persona de Jesús, de otra forma pueden encontrase soluciones pasajeras o malas soluciones.

Yo los aliviaré: Jesús no nos reemplaza, Él nos muestra cómo hacer frente a cada situación para poder llevar sin agotamiento las dificultades y adversidades con las que nos encontramos.

De todo esto podemos dar testimonio de que es así, ya que un mes después del 11 de febrero 2020 empezamos un camino que nos trajo incertidumbre, cansancio, agobio, y necesitamos alivio. Camino que debemos continuar con la certeza de que Jesús nos acompaña y sostiene; este Jesús que hoy más que nunca sabemos que está presente a tiempo pleno en los centros de salud, escuchando a cada persona enferma y a quienes los asisten, repitiendo: Yo los aliviaré, Yo soy tu Maestro y todos Uds. son hermanos.

En este tiempo de pandemia, una forma especial de abrazar a alguien es con la oración, o sea escuchando a Jesús. El Papa en una de sus catequesis nos dice: que Jesús es la sonrisa de Dios. Y quien no necesita hoy una sonrisa, por esos dejémonos sorprender por la sonrisa de Dios que Jesús vino a traer.  Que el Beato Don Zatti, patrono de esta pastoral en la Patagonia, interceda por nosotros con Paz, Bien y Salud.

Mensaje completo del Papa Francisco: https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2021/01/12/jorn.html

Imagen: Vaticano

Compartir esta noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email